26 dic. 2011

EL SACRISTÁN DEL DIABLO








Fernando Villalón 1881-1930 .

Ganadero y poeta









A pesar de ser un terrateniente, era un hombre profundamente popular que se sentaba bajo los olivos a compartir, tú por tú, el pan con los gañanes.

Heredó, compró y arrendó numerosas fincas de olivar y tierra calma donde, aparte de recoger las cosechas duramente trabajadas, pudieron pastar los toros que habían comprado en 1905, a don Antonio Adalid.

La bohemia intención de crear una estirpe cercana a la antigua ganadería de Saavedra, de difícil lidia, y para nada del gusto de las figuras del toreo.


Villalón decía cosas como ésta:

“Mi ideal como ganadero de reses bravas, se cifra en obtener un tipo de toro de lidia que tenga los ojos verdes”.

Si bien lo dijo como una broma más de las que prodigaba. Lo que si perseguía con ahínco es sacar toros con la característica de la antigua ganadería Saavedreña que presentaba como un aro verdoso en el arranque de los cuernos.

Cuando explicó eso con toda clase de detalles, su amigo Rafael “El Gallo” le aconsejó: “Usté lo que tié que hacé e sacá toros que no meneen la cabeza en el capote; y los cuernos déjelos usté en paz”.

Las primeras figuras querían mucho a Fernando y no faltaban a sus tentaderos, pero no querían sus toros en la plaza.

Y conservador de esta sangre, llegó a su ruina económica

Murio en Madrid 8 de Marzo de 1930 , a los cuarenta y nueve años de edad siendo enterrado en el Cementerio de la Almudena de Madrid .

En su testamento ológrafo dejo escrito que le enterrasen con traje corto, botos y espuelas.Y fiel a su linaje , poéticamente , lo cantó de manera soberbia :

"Que me entierren con espuelas y el barbuquejo en la barba,
que siempre fue un mal nacido , quien renegó de su casta"


Gracias a los estupendos blogs de:
Cornadas para todos - Campos y ruedos