1 oct. 2009

SANTA COLOMAS EN ARAGÓN

LOS MAÑOS

En estos dos ultimos años se viene celebrando la Feria de San Macario "Villa de Andorra" con dos novilladas picadas que se celebran el 8 y 9 septiembre.

Andorra (Teruel) , localidad de 8400 habitantes, cuenta con una plaza de obra con capacidad para 2800 personas . Año de inauguración 1966.

En estos dos años el premio al mejor novillo de la feria ha recaido en la ganaderia Los Maños de origen santacolomeño.



Rabadan nº 38 , novillo triunfador del 2009 , un gran novillo.


Le toco en suerte a Javier Benjumea (hoy en dia ya matador de toros, tomó la alternativa el 19 septiembre en Ecija.) no obtuvo trofeos por el mal uso con la espada.




Cupletero nº 16 lidiado en tercer lugar por Antonio Rosales (sexto en el escalafon novilleril)
Novillo exigente que pedia una lidia ordenada , el miedo , mucho miedo, por parte de los subalternos hizó que el tercio de banderillas fuera un desbarajuste total . Muy mala lidia


A excepción del buen inicio de faena por bajo , el novillero fue desbordado en todo momento .

Aparecido nº54, fallo nuevamente con la espada Javier Benjumea, le otorgaron una oreja.
El novillo empujo recibiendo 2 puyazos muy fuertes tapandole la salida. Vuelta al ruedo al novillo.




Embajador nº 43 , de excelente presentación, lidiado en sexto lugar por Antonio Rosales que corto una oreja . Vuelta al ruedo al novillo.


Novillo que tomó 2 varas , pero una vez cambiado el tercio recibio 3 varas más , Total 5 varas ,




Novillero y cuadrilla se inhibieron totalmente de la lidia permitiendo que se le masacrara en varas.




El delegado gubernativo tuvo que expulsar al picador del callejon porque una vez despues de picar, dirigió gestos irrespetuosos al publico asistente que le recriminaba su actuación.







Novillada integra en presentación y castigada con dureza por los picadores como se puede comprobar en las fotos de a continuación del novillo nº 43 .











Respecto al rejoneador que abria cartel Marcelo Mendes, no estuvo nada acertado, como nota negativa uno de sus equinos sufrió una cornada.



El mal hacer de picadores y subalternos y el no estar acertados los novilleros con la espada , solo hubo una estocada en su sitio en toda la tarde , condicionó para que parte del publico , no valorara el juego encastado e interesante de los novillos lidiados.

Durante la lidia, los novillos no blandearon en el caballo y no flojearon en el tercio de muleta.
Merecidamente al final del festejo el mayoral salió a saludar.